DEJAME QUE TE CUENTE

Narrar es guerrilla contra el olvido, ese que sin duda seremos. Solo la Medicina y las narraciones pueden tolerar la certeza de que ninguna historia humana acaba bien. Así que, mientras nos fingimos inmortales, pasa... y cuéntanos, disfruta escuchando las historias de los otros, que podrían ser las nuestras... porque el sufrimiento nos hace iguales, hasta llegar a Ítaca.

martes, 25 de noviembre de 2014

Yo levanto la mano contra la violencia de género. ¿Y tú?

la violencia contra las mujeres continúa
a pequeña escala (en la pareja, familia, en el trabajo...)
a escala mundial (la invisibilización y el abuso sistemático contra las mujeres y niñas, por el mero hecho de ser mujeres)
con sus muchos rostros (violencia familiar, social, cultural, religiosa...)
con sus muchas manifestaciones (agresiones físicas, sexuales, muertes, violencia psicológica, abuso económico, discriminación laboral...)
con tantas situaciones aún sin visibilizar, sin poder nombrarlas ni hacerles frente
 
a pesar de todos los esfuerzos
las muertes no cesan
las denuncias no resuelven todos los casos
la educación en igualdad aún no es suficiente
 
mientras...
todas podemos ser víctimas
y a la vez
todas podemos hacer algo
algún gesto
para seguir diciendo
YA BASTA
 
yo levanto la mano contra la violencia de género
hoy, 25 de noviembre y el resto de los días del año
¿y tú?






domingo, 23 de noviembre de 2014

Cine vital


El cine es espejo de la vida. Reflejado en él, vemos los personajes, sus conflictos, los cambios que sufren, de un modo verosímil para que el espectador pueda reconocerse (afin o ajeno) en las historias que ve en la pantalla.

Hoy me atrevo a recomendar dos películas que hablan sobre la vida y cómo afrontar los cambios, sutiles o drásticos, que acompañan a cualquier ser humano

Boyhood es un proyecto casi irrealizable del director Richard Linklater, que ya nos ha emocionado anteriormente con propuestas arriesgadas al menos en cuanto al manejo del tiempo (su famosa trilogía antes de...)
Ahora acompañamos a un niño en su viaje hacia la madurez, del que se nos muestran algunos retazos significativos para poder entender su evolución y cómo se va construyendo su identidad. Centrada en lo cotidiano, sin grandes dramas pero con muchos conflictos vitales, la película nos permite recorrer de nuevo caminos ya transitados por cada espectador.

video



Las vidas de Grace es una película marcada por las experiencias del director, en la que se nos desvelan algunas situaciones dramáticas en la vida de unos jóvenes tremendamente vulnerables que viven en un centro de acogida.

Una historia sobre sanadores heridos que no te puedes perder

video

sábado, 22 de noviembre de 2014

"Un sitio donde quedarse", esperanza en tiempos de crisis

Hacer visible lo invisible
Abrirnos los ojos a lo desconocido, a un sufrimiento del que no somos conscientes.
Ponernos las pilas para intentar eliminarlo.
Porque todos tenemos una cuota de responsabilidad en historias como la de Adrián y Samya

Un sitio donde quedarse es un documental sobre personas olvidadas cuando más necesario es tenderles una mano.
Y sobre las personas que se remangan y se la tienden, día tras día: Opción 3

video

Una mano que, al tenderse, construye puentes entre un presente incierto y sombrío y un futuro con posibilidades de plenitud.

Gracias a Adrián y Samya por querer contarnos vuestra historia.
Gracias a Mario, Carlos y Bea por hacerla también posible.
Gracias a Ana y Marta por contárnosla

"Escocia", un documental de vida y muerte

Hay herramientas que son poderosas, aunque su apariencia sea banal. Una cámara puede ser un artilugio inocente y a la vez una forma eficaz de transformar nuestro modo de ver el mundo y nuestro lugar en él
Escocia es un documental que entrega el poder de la palabra, de la imagen y de la propia historia a su verdadera protagonista: Montse

video

Si contar la propia historia puede ser sanador, es algo que deberíamos preguntarle a Montse, y a todos los que la hemos visto y escuchado.
Gracias, Montse, por tu sinceridad. Y gracias a quienes han hecho posible que te conozcamos.

sábado, 15 de noviembre de 2014

La vida, según Beppo Barrendero

  ¿Ves, Momo? Las cosas son así. A veces tienes ante ti una calle larguísima. Te parece tan terriblemente larga que nunca crees que podrás acabarla.

Y entonces te empiezas a dar prisa, cada vez más prisa. Cada vez que levantas la vista, ves que la calle no se hace más corta. Y te esfuerzas más todavia, empiezas a tener miedo, al final estás sin aliento. Y la calle sigue estando por delante. Así no se debe hacer.
 
Nunca se ha de pensar en toda la calle de una vez, ¿entiendes? Solo hay que pensar en el paso siguiente, en la inspiración siguiente, en la siguiente barrida. Nunca nada más que en el siguiente.
 
Entonces es divertido: eso es importante, porque entonces se hace bien la tarea. Y así ha de ser.
 
De repente, se da uno cuenta de que, paso a paso, se ha barrido toda la calle. Uno no se da cuenta de cómo ha sido, y no se está sin aliento.
 
Eso es importante (...)


Momo, Michel Ende

domingo, 20 de abril de 2014

Es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites

"El capitán miró a Fermina Daza y vió en sus pestañas los primeros destellos de una escarcha invernal. Luego miró a Florentino Ariza, su dominio invencible, su amor impávido, y lo asustó la sospecha tardía de que es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites. 
-¿Y hasta cuándo cree usted que podemos seguir en este ir y venir del carajo?- le preguntó.
Florentino Ariza tenía la respuesta preparada desde hacía cincuenta y tres años, siete meses y once días con sus noches.
-Toda la vida – dijo."
 
GRACIAS, maestro Gabo
Seguiremos en este ir y venir del carajo que es la vida
leyendo tus historias, 
aprendiendo de ellas y sobre todo, 
disfrutándolas

 
 

miércoles, 2 de abril de 2014

Recuperar la mirada

Leer a John Berger es de las mejores cosas que puedes hacer este mes (o el siguiente, o el otro...). Una de sus mágicas reflexiones está recogida en esta joya ilustrada, un librito que no debes dejar de disfrutar: Cataratas

  



Catarata, del griego "kataraktes", significa cascada grande de agua o compuerta, rastrillo de puerta de muralla, una obstrucción que cae desde arriba. Compuerta extirpada delante del ojo izquierdo. En el derecho, la catarata sigue.

Juego, mirando un objeto y cerrando después, primero el ojo izquierdo, luego el derecho. Las dos visiones son nítidamente distintas. Definir la(s) diferencia(s).

Con el ojo derecho solo, todo parece gastado, con el ojo izquierdo solo, todo parece nuevo. No me refiero a que el objeto mirado cambia su vejez evidente; sus signos de vejez o juventud relativa siguen siendo los mismos. Lo que cambia es la luz que cae sobre el objeto y que éste refleja. Es la luz lo que se renueva o –al disminuir – envejece.

La luz que hace posible la vida y lo visible. Tal vez aquí toquemos la metafísica de la luz (Viajar a la velocidad de la luz significa dejar atrás la dimensión temporal). Al caer, no importa sobre qué, la luz otorga una cualidad de "primeridad" que lo vuelve prístino aunque en realidad puede ser una montaña o un mar de equis millones de años. La luz existe como un continuo comienzo interminable. La oscuridad, en cambio, no es, como suele suponerse, una finalidad sino un preludio. Es lo que me dice mi ojo izquierdo que apenas puede distinguir los contornos todavía.

El color que volvió en un grado imprevisto es el azul. (El azul y el violeta con sus ondas cortas son desviados por la opacidad de la catarata.) No sólo los azules puros, también los azules que intervienen en otros colores. Los azules en ciertos verdes, en ciertos morados y magentas y en ciertos grises. Como si el cielo recordara su cita con los otros colores de la tierra.

...  sigue leyendo... La recuperación de la mirada