DEJAME QUE TE CUENTE

Narrar es guerrilla contra el olvido, ese que sin duda seremos. Solo la Medicina y las narraciones pueden tolerar la certeza de que ninguna historia humana acaba bien. Así que, mientras nos fingimos inmortales, pasa... y cuéntanos, disfruta escuchando las historias de los otros, que podrían ser las nuestras... porque el sufrimiento nos hace iguales, hasta llegar a Ítaca.

miércoles, 21 de octubre de 2015

De qué hablamos cuando hablamos de morir

De nuevo un caso mediático y dramático nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre la confusión que existe en la terminología que rodea a la muerte.

Son muchas las formas de morir en la actualidad: muerte natural (parece que cada vez más infrecuente), muerte voluntaria (suicidio -asistido o no-, eutanasia), muerte cerebral, muerte por asistolia, muerte social o biográfica...

En el debate sobre la llamada "muerte digna" se mezclan varios términos que sería bueno delimitar y diferenciar, dado que existe suficiente consenso entre los diferentes sectores de opinión como para no llamar a todas las situaciones posibles "eutanasia". Diferenciarla de la limitación (o adecuación) del esfuerzo terapéutico, del rechazo a un tratamiento, de la sedación y del suicidio asistido es un ejercicio urgente y necesario.

No conozco artículo donde se explique mejor que en este excelente trabajo, de lectura obligada y reposada:

Ética y muerte digna: propuesta de consenso sobre un uso correcto de las palabras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada